Bloque de foie gras de oca

Bloc de foie gras de oca

 
Elaborar un bloc de foie gras de oca de suprema calidad requiere de una técnica culinaria muy complicada y precisa. 


Para poder asegurarle una verdadera degustación del delicado sabor que caracteriza al foie gras de oca, FoieGrasGourmet le ofrece el bloc de foie gras de oca de Périgord de Grolière,  un artesano-conservador con gran reputación por la exquisita calidad de sus productos gastronómicos.  

Ver:
Ordenar Por:

fuagrás procede del hígado de un pato u oca que han sido expresamente cebados.

Es la especialidad gastronómica francesa, tan clásica como el caviar.

El fuagrás permite realizar numerosas recetas: se puede consumir caliente en la sartén o, una vez cocido, hacer fuagrás de oca entero o bloques de fuagrás de oca.

Los bloques de fuagrás de pato y oca son un preparado compuesto por varios trozos de fuagrás elaborados juntos y con un poco de agua (10 % como máximo) para obtener una emulsión de textura totalmente lisa.

Las ventajas del bloque de fuagrás son varias: es más asequible que el fuagrás entero, sigue siendo un producto de 100 % fuagrás con un sabor muy agradable, es fácil de tostar en el pan y de incluir en una receta (turnedó Rossini, pasta con fuagrás, salsa con fuagrás).

 

¿Oca o pato?

El sabor del fuagrás de pato es más potente y campestre que el de oca, que a veces se considera más insípido, pero que los gastrónomos aprecian por su sutileza y finura. El de oca es menos graso que el de pato y se presta perfectamente en las preparaciones calientes, como las tartas.

Se pueden cocinar salsas excelentes con bloques de fuagrás de oca.

Los bloques de fuagrás se sazonan y moldean. Los bloques de fuagrás de oca son más baratos que los de oca entero. La textura y sabor son excelentes, aunque un poco diferentes al fuagrás de oca entero.

Los ingredientes para un buen bloque de fuagrás de oca son muy limitados: solo fuagrás, un poco de agua, azúcar y aliño como la sal y la pimienta. Evite las recetas complicadas que a menudo tratan de ocultar el hígado de calidad inferior. Asimismo, elimina por completo todos los colorantes o conservantes artificiales, así como todos los productos con nombres que a menudo son un poco rebuscados pero que en realidad son engañosos (terrina de fuagrás, medallón de fuagrás, paté de fuagrás...).

Si tu terrina o cajas contienen carne de cerdo, no es un bloque de fuagrás sino un paté que contiene fuagrás.

Por otro lado, disfruta de un bloque de fuagrás de oca con trufa, cebolla o mermelada de higos con una copa de un vino blanco dulce como un Sauternes.

Los bloques de fuagrás de oca son el regalo ideal para los gastrónomos.

En las cenas, no dudes en ofrecer fuagrás de pato y de oca. Por ejemplo, puedes preparar una ensalada y colocar minuciosamente una rodaja de fuagrás de pato y otra de oca sobre ella, y así preguntar a tus invitados por su fuagrás favorito.

En las tostadas, usa bloques de fuagrás de oca y bloques de fuagrás de pato. Tus invitados podrán comparar el color, las texturas y los sabores de ambas clases.

Con un bloque de fuagrás de oca podrás pasar momentos mágicos y sorprendentes. La creatividad es un motor que se usa para asombrar y hacer de una comida un momento excepcional.

Envasados en cajas metálicas, los bloques de fuagrás se conservarán durante varios años en tu cocina o frigorífico.

El fuagrás Gourmet ha realizado una selección de los mejores fuagrases, que han obtenido las mejores críticas en pruebas a ciegas realizadas por expertos gastronómicos (chefs, periodistas, expertos...). El Grolière ha ganado numerosas medallas y el fuagrás de oca Gourmet ha sido juzgado como «excelente» por un panel de expertos en un gran restaurante gastronómico francés.