Productores de foie gras

Foie Gras Gourmet ofrece bloques de foie gras y foie gras enteros de productores de oca y pato conocidos por su calidad.

 

Habiendo sido elegido tras catas a ciegas rigurosas y exigentes, se han seleccionado cuatro productores: Grolière, Espinet, Pré aux Canards y Castelnau, sin olvidar los foie gras de la marca Foie Gras Gourmet producidos por la cooperativa de foie gras de Chalosse, en las Landas.

 

En Foie Gras Gourmet no se produce el foie gras de las empresas industriales, sino un foie gras de empresas familiares o cooperativas que juntan a ganaderos de oca o pato que se centran en la calidad por encima de la cantidad; y se apegan al bienestar de los animales, que se crían al aire libre, con agua ilimitada y llevando una dieta sana y equilibrada con maíz y trigo de la granja, pero sin privarles del disfrute de los insectos y las lombrices que encuentran en el campo.

 

Todos estos productores han tenido una historia similar: empiezan a producir conservas «caseras» para cenas familiares y luego las venden en mercados locales, restaurantes y, cada vez más, a turistas que viajan cientos de kilómetros para venir a probar el foie gras, el confit, el magret y las mollejas.

 

Estas empresas rara vez tienen la oportunidad de exportar su foie gras a muchos países y sus clientes son los gastrónomos y habitantes del Suroeste que saben reconocer los productos de alta calidad, los restaurantes de la región y, cada vez más, los turistas que aprecian pasar unos días en el Suroeste de Francia para disfrutar de los maravillosos paisajes y degustar las ensaladas tradicionales de la zona (con foie gras, mollejas...), las setas, las trufas, las salsas, etc.

 

Estos productores de foie gras han mantenido la tradición y la calidad desde hace varias generaciones. Para obtener un foie gras de pato entero sabroso, la calidad de los hígados de pato y oca es crucial. Es necesario llevar a cabo una selección muy estricta para conservar únicamente los hígados de calidad «extra». Tras esta meticulosa etapa de control, es preciso separar los lóbulos y eliminar manualmente las venas del hígado para aliñarlo únicamente con especias (una pizca de sal y pimienta), sin conservantes, aditivos ni colorantes, que permitirá elaborar un sabor fino y conservar así un gusto y una textura auténticos.

 

Estas empresas han decidido utilizar pocas máquinas y trabajar principalmente a mano con un personal cualificado, asumiendo la exigencia y la paciencia que requieren estos productos. Pero la tradición también sintoniza con una exigencia rigurosa de calidad sanitaria para garantizar un foie gras con una seguridad alimentaria perfecta.